CIUDAD DE MÉXICO, 27 de diciembre, (AMPRYT / CÍRCULO DIGITAL).- La Secretaría de Educación Pública (SEP) dio a conocer que aproximadamente 11 mil estudiantes universitarios de 21 instituciones en el país, están ya matriculados en el Modelo de Universidad Tecnológica, Bilingüe, Internacional y Sustentable (U-BIS).

El objetivo de dicho modelo es formar especialistas en materias técnicas, que manejen el inglés al mismo nivel que el español, para garantizar así mayor movilidad social e incluso internacional, indicó la dependencia en un comunicado.

Detalló que actualmente hay instituciones de este tipo (entre universidades y politécnias) en 17 estados del país, mientras que para 2018, con inversión estatal y federal, se prevé contar con por lo menos una instalación de este tipo en cada entidad de la República.

Entre los resultados que se han obtenido con este modelo educativo, resaltó, más de mil estudiantes de estas instituciones han tomado parte en estancias de tres meses en distintos Colegios Comunitarios de Estados Unidos y Canadá, del año 2014 a la fecha.

La propuesta de este modelo educativo consiste en que los estudiantes de carreras técnicas e ingenierías estudien en un sistema escolarizado prácticamente todo en inglés (algunas materias también se imparten en español), con profesores que manejan la materia de la que se trate y hayan sido educados en países de habla inglesa.

Además, se exige a los alumnos que también aprendan otros dos idiomas, uno en nivel intermedio y otro básico, para ampliar las posibilidades de movilidad tanto en México como en el extranjero.

Actualmente, hay 10 mil 790 alumnos en 14 universidades y siete politécnicos ubicados en 17 estados del país, que mantienen este esquema educativo, en donde los jóvenes, al ingresar, cubren un primer cuatrimestre de enseñanza del inglés, para continuar luego con la formación técnica propiamente.

En tanto, la parte de sustentabilidad del proyecto se basa en el diseño arquitectónico de las instalaciones, para las cuales se emplean materiales de construcción que contribuyen al ahorro de energía.

Las escuelas cuentan con sistemas de captación de agua pluvial e instalaciones para el aprovechamiento de las energías solar y eólica, además de que se implantan mecanismos para reutilizar el agua y reciclar basura y se establecen áreas verdes.

Para el año 2018 se espera que, en colaboración entre el gobierno federal y las entidades federativas, se cuente al menos con una universidad BIS en cada estado del país. El proyecto también cuenta con financiamiento de fundaciones del sector privado.