CIUDAD DE MÉXICO, 18 de diciembre, (VIBRACIONES CAPITAL/CÍRCULO DIGITAL).— El presidente de la Comisión de Economía de la Cámara de Diputados, Jorge Dávila Flores, afirmó que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) deberá permanecer como una herramienta útil para los tres países firmantes: México, Estados Unidos y Canadá.

“Ha dejado múltiples beneficios, hay material para modernizarlo y no puede ser eliminado de tajo. Puede seguir siendo una gran herramienta para que siga siendo productivo y provechoso, sobre todo en materia de generación de empleo y comercio internacional”, señaló en un comunicado.

“El TLCAN ha dejado beneficios a lo largo de 23 años y es por ello que debemos apoyarnos en las experiencias del pasado y de las opiniones de expertos”, indicó.

El diputado del Partido Revolucionario Institucional (PRI) comentó que México está preparado para una posible revisión y actualización del TLCAN, pues existen nuevos temas que podrían incorporarse, como los sectores de biotecnología y de energía, entre otros.

Informó que en recientes fechas sostuvo diversos encuentros de trabajo con Jaime Serra Puche, exsecretario de Comercio y Fomento Industrial y con Juan Pablo Castañón presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

En esas reuniones, indicó, dialogó sobre las perspectivas y el futuro de dicho acuerdo, hoy cuestionado por el que será el nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien manifestó que pretende revisarlo.

“Más que un riesgo, me parece que es una gran oportunidad para que se modernice y se actualice con los intereses de cada país; pero tenemos que avanzar escuchando a los expertos mexicanos en la materia, como Jaime Serra Puche, Herminio Alonso Blanco Mendoza, Luis de la Calle, también Ildefonso Guajardo Villarreal, quienes participaron en este proceso desde su negociación y puesta en marcha.

“Tendremos que buscar orientación para después tomar decisiones bien fundamentadas, desde el punto de vista técnico”, expuso el diputado.

Explicó que revisarlo mediante la óptica de modernización del tratado, permitiría que se incrementen las operaciones comerciales y la generación de empleos en los tres países.

Finalmente, señaló que legisladores de los distintos grupos políticos intercambiaron puntos de vista con el que fuera uno de los principales negociadores del acuerdo comercial, que entró en vigor en enero de 1994 (Jaime Serra Puche) y Juan Pablo Castañón Castañón.