A los llamados «topos» se les ha detectado al menos diez veces en el último año en ocho estados de la república.


Ciudad de México, 2 mayo 2021 (ENRIQUE SERNA / CDMX MAGACÍN).- Autoridades Federales expusieron a la luz pública un sofisticado método utilizado por las bandas dedicadas al huachicoleo para eludir la acción de la justicia y vigilancia, lo que ha reportado a Pemex pérdidas por hasta mil millones al año.

Se trata de una ingeniosa rede de túneles de aproximadamente 1.70 metros, que cuentan con suministro de luz, agua y ventilación, indetectable para el escrutinio terrestre y aéreo de las autoridades para combatir el delito.

Según un informe oficial, emitido por la Dirección de Logística de la paraestatal, a los llamados «topos» se les ha detectado al menos diez veces en el último año en ocho estados de la república.

Los túneles fueron descubiertos en predios particulares o bodegas, revela el informe, para cuya construcción se utilizó maquinaria industrial sin reporte de robo. Para no alterar la presión a la que fluye el combustible y con ello evadir los manómetros, los topos aplican un método denominado «puente de robo». El sistema consiste en hacer dos perforaciones en el oleoducto, una para la extracción y otra para inyectar agua o aire.